Sufrir en silencio

Kane Hemmings ha pasado por un total de siete equipos durante su carrera: El paso del tiempo le ha permitido traducir sus pensamientos en palabras a partir de “Scared”: un relato de 900 palabras donde se sincera sobre su vida privada a lo largo de su carrera deportiva. Hace unas semanas el periodista británico Ben Fisher le entrevistó en The Guardian. En la entrevista se publicaron varios fragmentos del libro, así como algunas confesiones del jugador sobre sus vivencias. A continuación os dejo varios extractos de la misma. No tiene desperdicio:

El shock que sufrió cuando pasó de jugar solo 10 partidos en el Rangers, entre ellos uno de Champions ante el Malmö, a jugar a en el Cowdenbeath, donde entrenaba dos veces a la semana y lavando la equipación después de los partidos, tras quedar libre a los 21 años:

“Fue una patada en los dientes, una patada al ego. Me encantó mi año en el Cowdenbeath… pero no es el Rangers. Tuve que deshacerme de mi coche y tuve que irme a vivir con un amigo porque era el único lugar donde podía permitirme vivir. Empecé un curso universitario de entrenador deportivo y fui a la universidad más que a jugar al fútbol. Me aferré a eso durante muchos años, pensando que me podían quitar esto en cualquier momento, y eso me daba mucho miedo. Todavía me asusta, pero ahora estoy en mejores condiciones para afrontarlo”.

The Guardian (18 febrero)

Hace cinco años hizo la mejor temporada de su carrera en el Dundee F.C. (26 goles) y estaba viviendo solo en Glasgow:

“Bebía mucho entre semana, bebía los domingos y salía los sábados después de la mayoría de los partidos”. “Acabo de tener la mejor temporada de mi vida y la odio…”.

THE GUARDIAN (18 FEBRERO)

El momento complicado sucedió el año pasado. Hennings sufrió una “crisis” en la fiesta de 30 años de la pareja de un amigo y se dio cuenta de que necesitaba apoyo profesional:

“Me tomé unas cuantas copas y me puse a correr diciendo que me quería suicidar. Me llevaron a casa, me desmayé, me desperté por la mañana, me recogieron y me llevaron al entrenamiento y recuerdo que me senté en la sala de las mujeres del equipo y me derrumbé ante ella. Ella fue a buscar al director [James McPake] y él fue brillante. Me dijo: ‘Escucha, vete a casa y recapacita’. Eso fue un lunes y me dijo que volviera el viernes… En cierto modo, fue lo mejor que me pasó, porque recibí la ayuda que necesitaba”.

The Guardian (18 febrero)

El mayor aprendizaje, dice Hemmings tras ponerse en manos de especialistas, fue reconocer el valor de ser abierto y expresar las emociones:

“Nunca habría tenido estas conversaciones hace dos o tres años. Nunca. Ahora estoy encantado de hablar con cualquiera sobre el tema. La gente va a tener días malos y semanas malas, pero no debería supurar durante años y años hasta el punto de decir las cosas que yo decía”. Si hablas con alguien para que te ayude, no puedo decirte lo bien que te sientes después”.

The Guardian (18 febrero)

Relaciona lo que ha experimentado al abuso que existe en las redes sociales en la actualidad:

“¿Cómo es posible que la gente pueda entrar en las redes sociales y decir lo que quiera? ¿Qué gana la gente con insultar a alguien por motivos raciales? ¿O de insultar a alguien después de un partido? Cuando estaba en el Barnsley, no jugaba especialmente bien. Abría mi teléfono un sábado por la noche y no sabía cómo lidiar con esa gente que me decía que era terrible”. Hay puestos de trabajo en juego, dinero en juego, carreras de personas… hay que ser fuerte mentalmente para poder lidiar con todo eso. Tener que estar así todo el tiempo… puede pasar factura. Tengo miedo antes de cada partido. No me avergüenza decirlo. He intentado darle la vuelta y convertirlo en algo positivo. ‘Muy bien, estoy preparado para ello’, y aceptarlo. Siento que ahora estoy mucho más preparado para afrontar esa presión”.

The Guardian (18 febrero)

Ahora Hemmings intenta disfrutar del fútbol en el club de su ciudad natal, el Burton. Allí se muestra como alguien involucrado: Colabora preparando comidas en un banco de alimentos local y ayuda dentro de la compaña de vacunación en el estadio Pirelli de Burton. Además, el club le ha ofrecido todo tipo de ayuda en caso de necesitarla. “Si dejara el club, me gustaría que la gente pensara que estuve en la comunidad y que intenté marcar algún tipo de diferencia. Una cosa que se hizo evidente cuando hablé con Aileen fue que siento que necesito una comunidad a mi alrededor. Mudarme a casa, a Burton, me ha quitado un gran peso de encima”. En lo deportivo, el Burton no ha salido del descenso en lo que va de temporada. Sin embargo ya ven más cerca la cima de la salvación tras la victoria el pasado fin de semana ante un rival directo como el Rochdale, equipo que marca el descenso. Hennings con su gol abrió el marcador en la segunda parte y ayudó en la victoria de su equipo. Una muestra de que sigue recuperando su vida y que gracias a sus goles en parte el Burton también sigue teniéndola para salvar la categoría.

FICHA DEL JUGADOR:

Nombre: Kane Hemmings

Edad: 29 años

Posición: Delantero

Club: Burton

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s