Aerolíneas Flint

El inicio del Championship no está defraudando en las primeras jornadas. Y menos en cuanto a fenómenos paranormales: Mitrovic marcando con una parte del cuerpo que ni él mismo sabía que existía o que te encuentres que dos jugadores del Cardiff City lideran la clasificación de asistencias y goles. Quiero detenerme en el goleador, porque se trata de un central. Dos jornadas le han bastado a Aden Flint para marcar cuatro tantos, todos ellos bajo el mismo patrón: el remate cabeza. Si les ves rematar no te sorprendería que metiese la cabeza en un panal de abejas. Aunque en realidad todo tiene sentido. Desde que el Cardiff City fichó a Mick McCarthy como entrenador, el conjunto galés se convirtió en el equipo de la liga que más goles anotó en jugadas a balón parado el pasado curso. Esta es una de las señas de identidad del técnico irlandés, de la cual obtiene una gran rentabilidad. Su llegada al banquillo ha sido una gran noticia para Flint, quien pasó de no entrar en los planes del anterior técnico, Neil Harris, a que McCarthy se lo trajese el pasado mes de enero, cuando estaba cedido en el Sheffield Wednesday, para terminar siendo titular en el centro de la defensa. “Soy un poco como Lázaro, parece como si hubiese vuelto a la vida. Estoy muy agradecido de que el entrenador (McCarthy) haya depositado la confianza sobre mí. He estado fuera mucho tiempo, con una lesión muscular de por medio que me llevó a operarme y casi no tuve tiempo de poder demostrar algo al antiguo entrenador, algo que fue difícil de aceptar”.

McCarthy y Flint dándose la mano. Imagen: Alamy Stock Photo.

Flint tiene una historia curiosa detrás. El gran partido que hizo, especialmente defendiendo a Raheem Sterling, ante el Manchester City en las semifinales de la Capital One Cup de 2018 cuando jugaba en el Bristol City provocó que Sky Sports le hiciera un reportaje sobre su carrera. El mismo cuenta que Flint forma parte de ese grupo de jugadores cuya carrera empezó desde abajo, en la Non-League. Nicky Law, en su momento entrenador del primer equipo de Flint, el Alfreton, y actual jefe de reclutamiento del Burnley, tuvo mucho trato con Flint y recuerda algunas anécdotas suyas: “Recuerdo una historia sobre Aden. En aquella época, además de jugar para mí en el Alfreton, estaba asfaltando las carreteras. Era uno de los chicos más en forma, una máquina de correr. Pero un día llegamos al entrenamiento de pretemporada y le vi vomitando en el lateral del campo”. Le pregunté en broma si había salido a tomar cerveza. Me contestó que no, pero le dije que eso no era lo que parecía. Me explicó que había venido directamente del trabajo. Había hecho ese turno de horas extras, pero aun así había venido a entrenar. Estaba físicamente destrozado. Pensé que era porque había estado bebiendo, pero había hecho un turno doble”. Así era la vida de Flint, donde tenía que compaginar el trabajo y el fútbol.

Flint jugando en Alfreton, de Non-League. Imagen: Gazettelive.co.

Después pasaría por otro club de Non-League, el Pinxtom, terminó dando el salto al fútbol profesional en el Swindon, como bien explica Nicky Law: “Lo metí cuando tenía 17 años en el Pinxton. No estaba preparado en ese momento, así que lo enviamos cedido al Matlock Town. Estaba muy verde, pero tenía los atributos y una actitud fenomenal. Le nombré capitán del equipo con 19 años. Era un guerrero en el campo. Era todo lo que uno quería y predicaba con el ejemplo a una edad temprana”. En ese momento tenía a Laurie Wilson, el chico de Danny Wilson, en el Alfreton y había estado con su padre en el Swindon. Su padre llamó y preguntó si valía la pena apostar por Aden. Todo el día, dije. No puedo creer que nadie más lo haya hecho. Luego hubo una oleada de interés. Una vez que uno está dentro, todos están dentro. Se fue al Swindon y aunque no funcionó para Danny, sí lo hizo para Aden”.

Algunas de las posiciones en las que se mete en un partido son las que haría un delantero centro o un zorro en el área. En los entrenamientos, cuando hay sesiones de remate y no hay otros defensores implicados, él se mete de lleno”

Marlon Pack, compañero de Fliny en el Bristol City

Tras tres temporadas lo fichó el Bristol City. En el equipo donde más tiempo estuvo, en una temporada llegó a marcar 15 goles y salió del club con un ratio de un gol cada cinco partidos, cifras muy altas para ser defensa. Aquí tiene mucho que ver la personalidad del propio Flint, quienes algunos admiten que se enfada con ellos cuando no le buscan dentro del área y que su deseo por marcar es insaciable: “Tiene esa capacidad natural de colocarse en el lugar adecuado en el momento oportuno”, afirma Marlon Pack, quien fuera compañero suyo en el Bristol City. “Algunas de las posiciones en las que se mete en un partido son las que haría un delantero centro o un zorro en el área. En los entrenamientos, cuando hay sesiones de remate y no hay otros defensores implicados, él se mete de lleno”, añade Pack.

Flint en su etapa en el Bristol City. Imagen: Bristol Evening News

A pesar de sus 32 años, todavía sueña con poder jugar en algún momento en la Premier. Sobre este asunto tiene como ejemplo a Wes Morgan, quien en su primer año en la Premier con x años fue el capitán de aquel Leicester que terminó proclamándose campeón. De momento ha pasado de verse con pie y medio fuera del Cardiff a ser el máximo goleador del Championship siendo central. Y a celebrar los goles bailando twerking como hizo el pasado fin de semana. “Un chico me mandó un mensaje por Instagram diciéndome que lo celebrara así porque un jugador de la Non-League también lo había hecho”, confesó Flint después del partido. Nunca hay que olvidar de dónde vienes.

FICHA DEL JUGADOR:

Nombre: Aden Flint

Edad: 32 años

Posición: Central

Equipo: Cardiff City

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s